25 trucos para adelgazar sin esfuerzo

0
163

¿Quieres perder peso sin seguir una dieta drástica y obviamente poco saludable? Puede volver a ponerse en forma sin demasiado dolor.

Renunciar a las dietas milagrosas Para perder peso a largo plazo, lo mejor es la dieta mediterránea con muchas verduras, frutas frescas, pescado, cereales integrales, frutos secos y aceite de oliva.

¿Cómo te vistes para el trabajo?

¿Unos jeans y una camiseta cómoda forman parte de tu guardarropa de trabajo? ¡Tienes suerte! Parece que cuando usamos ropa ligera tendemos a viajar más, y así quemamos calorías, en comparación con los días en que usamos ropa de oficina y zapatos que no son nada cómodos. 

Puedes comprar un podómetro o descargar aplicaciones para contar los pasos que das, para asegurarte de que alcanzas el umbral de los 10.000 diarios, recomendado cuando quieres adelgazar.

Buffet sueco. Cuando sirva la cena, no deje todos los platos de comida en la mesa, porque la tentación de servir más porciones es alta.

Chicle sin azúcar. Mastica un chicle y quemarás alrededor de 11 calorías por hora, según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine. Cualquier pequeña ayuda importa, ¿verdad?

En las cantidades recomendadas

Llene la mitad del plato con verduras crudas, hervidas o fritas. Divida la otra mitad entre proteínas (carne, pescado, huevos, queso tofu) y carbohidratos (pasta integral, arroz integral, patatas, etc.). Aplica esta regla especialmente cuando se trata de comidas principales, y el peso bajará por sí solo, sin tener que contar calorías constantemente.

¡No, no, no ! Las contracciones musculares están estrechamente relacionadas con la sensación de determinación, por lo que con solo apretar el puño frente a una porción de comida rápida podría pedirle al cuerpo que se resista. Pon a prueba tu resistencia la próxima vez que pases pasteles.

Vamos, sírvete otro vaso

Los científicos han llegado a la conclusión de que vertimos un 12% más de vino en el vaso si lo sostenemos en la mano, en comparación con la situación en la que se llena y se coloca sobre la mesa. El 12% equivale a un promedio de 20 calorías adicionales. Trate de dejar de beber un vaso antes de servir otro; le ayudará a mantener la situación bajo control.

¿Dónde comes habitualmente?

Un artículo publicado en American Economic Review mostró que en los días en que la gente come demasiado ( es decir, más de 2.600 calorías), el exceso de calorías es causado por la ingestión de alimentos en paralelo con otras actividades. Si no puede evitar comer en la oficina o frente al televisor, reduzca las porciones consumidas durante las comidas principales.

Multivitaminas 

Un estudio sobre la obesidad mostró que las mujeres que tomaron multivitamínicos perdieron alrededor de 3 kilogramos más que las que habían tomado una pastilla de placebo durante seis meses. La conclusión fue que las multivitaminas podrían ayudar a llenar ciertos vacíos nutricionales que ralentizan el metabolismo. En apoyo de esta teoría, se demostró que en el caso de quienes tomaron vitaminas en el estudio, la velocidad del metabolismo aumentó en un 6%.

Cinta oculta. Use una cinta atada alrededor de su cintura y escóndela debajo de su ropa. Mientras come, sentirá presión en el estómago y sabrá cuándo detenerse.

Vete a dormir más rápido

Incluso unas pocas noches de insomnio dejan su huella en el (aumento) de peso, dicen los investigadores de la Universidad de Pensilvania. Observaron los cambios de peso en personas obligadas a dormir cuatro horas por noche, cada cinco días. ¿La conclusión? Las personas que dormían menos tendían a comer más.

Pasa más tiempo en la cocina

La comida casera es aún más beneficiosa para tu figura, según una investigación publicada en Public Health Nutrition. Las personas que están acostumbradas a cocinar consumirán menos carbohidratos, menos azúcar y menos grasas que las que cocinan poco o nada. El estudio también muestra que esas personas tienden a consumir menos calorías cuando salen, porque tienden a evitar la comida rápida.

Selfie con comida. Los expertos creen que es más efectivo tomar fotografías de los alimentos que llevar un diario. De esta forma, tendremos mucho más cuidado con lo que ponemos (y sobre todo cuánto) en los platos.

Acostúmbrate a pesarte

Una estrategia común entre las personas que han logrado mantener su peso a lo largo del tiempo ha sido pesarse constantemente, generalmente una vez a la semana. Es más fácil mantener las cosas bajo control cuando se trata de un excedente de unos pocos cientos de gramos que con un peso mucho más alto de lo normal.

Implementación. Pon cada plato, cada bocadillo o pastel en el plato. Los estudios sobre el comportamiento que tenemos en la mesa muestran que comemos menos si tenemos comida en nuestro plato que si la servimos directamente de un plato.

Usted come, pero ¿sabe lo que come?

Aprenda a pensar antes de comer, especialmente cuando tenga la tentación de exceder la cantidad. Pregúntese cuáles son los beneficios si come lo que se propone hacer. Al hacer esto, significa que ha pensado en las consecuencias, por lo tanto, puede controlar su comportamiento alimentario.

A continuación, le indicamos cómo centrarse en las medidas:

  • Pasta, arroz o patatas: no más que la forma de un puño cerrado
  • Carne y pescado: del tamaño de una baraja de cartas
  • Queso: tamaño del pulgar
  • Aceite: una cuchara ordinaria
  • Mantequilla: el tamaño de la uña del pulgar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here